22 Jun

Marta Montiel recibió ese órgano de parte de su esposo, Alberto Garay, quien podría ser dado de alta este sábado. La receptora continuará internada internada, pero su evolución es favorable. Ambos salieron exitosos del trasplante realizado en el Sanatorio Parque de Rosario, el martes 13 de junio. Ahora esperan retornar a Venado Tuerto.

Superada la instancia de intervención quirúrgica, Marta Montiel y su esposo, Alberto Garay, tienen desde las últimas horas una historia para contar a los clientes que los visitan en su puesto de diarios y revistas, en la esquina de San Martín y Mitre de Venado Tuerto. El pasado martes 13 de junio, Mirian recibió de su marido un riñón que le permitirá seguir viviendo y mejorar su calidad de vida.

Con la mirada puesta en un post operatorio no tan traumático, ambos se internaron a inicios de esta semana en la ciudad de Rosario y ya hoy sus familiares celebran las buenas nuevas. Los dos salieron exitosos de la delicada intervención quirúrgica y en los próximos días estarán regresando a Venado Tuerto para continuar con las etapas posteriores de recuperación.

Alberto, en dialogo con Mirador Provincial, aseguró que el objetivo de su heroico gesto de amor, tiene un doble fin: concientizar y aprovechar la penetración que hoy en día tienen las redes sociales para llevar el mensaje a miles de personas que están igual situación que su mujer.

“Este acto surge de la donación de un ser vivo a otro, que por condiciones nefrológicas adversas tuvo por una enfermedad genética hereditaria y llegó a esta instancia. Después de tanto esperar, comprobamos que mi órgano, mi riñón, puede formar parte de su organismo sin alteraciones normales o rechazos, por eso avanzamos”, aseguró.

Garay remarcó que fue largo el período de espera, donde previamente su mujer tuvo que atravesar una larga etapa de tratamiento en diálisis, “con el deterioro de la salud que provoca esta instancia de sobrevida. Por eso tomamos la determinación de hacer los estudios para llegar a la instancia de que soy un donante vivo para ella”.

En lo que hace a su vida cotidiana de ahora en más, fue claro: “Va a ser normal. El post operatorio es corto en períodos de internación, pero es largo en cuanto a cuidados. Es una operación importante y requiere mucho cuidado de los esfuerzos físicos. Voy a seguir con mi actividad de comerciante, pero ahora se me abre la visión en cuanto al cuidado del organismo, dietas, consumo de líquidos y actividad física regular que mantenga las condiciones de peso saludables. Me cambia para bien”.

El entorno, acompañando

Marta, conmovida y feliz, aseveró que la actitud de su esposo, fue mucho más que un acto de amor. “Son 18 años de pareja. Yo tengo mi hermana trasplantada también y sé de qué se trata. Por eso queremos concientizar a la gente para que done, porque hay muchas personas en listas de espera”.

En este sentido, recordó que hace siete años que se somete a las diálisis y dos que está en lista de espera. “Hay gente que está mal. Yo dentro de todo venía bien antes de la operación”, agregó.

Asimismo, reconoció el respaldo absoluto de su círculo familiar, “incluso de gente que sin conocernos, nos dio su apoyo. Eso nos conmueve, más allá de la necesidad de la intervención quirúrgica. Nos alegró su solidaridad”.

Es para remarcar que Marta Montiel sufre la insuficiencia operativa de sus riñones desde hace 28 años, razón por la cual hace un año y casi cuatro meses que le sacaron los dos riñones. Asimismo, toda su familia de parte de madre tuvo riñones poliquísticos, una enfermedad que también padeció su hermana.

Desde que se somete al proceso de diálisis, se conecta todos los días durante cuatro horas, para limpiar su sangre y reemplazar las funciones de los riñones.

Final feliz

Finalmente su hermana Mirian, quien dio a conocer la buena noticia tras la operación vía redes sociales, describió: “¿Quieren amor del bueno? ¡Acá está! Todo listo. Marta lleva en su cuerpo la mayor prueba de amor de un hombre a una mujer. Él le acaba de dar un riñón. Todo salió espectacular. Ahora Alberto está en una habitación común y Marta en terapia, pero muy bien. La operación término a las 13.45 del martes 13 de junio”. Y amplió: “Alberto no sólo le dio un riñón a su mujer. Le dio la libertad de decidir qué hacer con sus tardes, de hacer proyectos, de por fin no depender de una máquina. Le dio una segunda oportunidad. Eternamente gracias”.

En la provincia de Santa Fe hay 2 mil pacientes que se realizan diálisis, de los cuales 450 están en lista de espera para trasplante renal. No obstante, la cantidad de donantes no alcanza a satisfacer la demanda de la cantidad de pacientes.

Vacaciones de la diálisis

El médico cirujano Sebastián Rodríguez (MN 17.340) es integrante del equipo de Transplante del Sanatorio Parque y uno de los profesionales encargado de llevar adelante esta compleja intervención en los pacientes venadenses. Consultado este viernes sobre el estado de Alberto Garay y Marta Montiel, el profesional dijo a este medio que en general ambos están bien, sometiéndose a todas las instancias posteriores a la operación. Y confirmó que este sábado, si todo continúa bien, Alberto sería dado de alta, “pese a que carga con molestias propias de un post operatorio”. En cuanto a Marta, la receptora, aclaró que seguirá internada y que su evolución es favorable.

Al respecto, aclaró que está con creatinina, es decir, los desechos del metabolismo normal de los músculos que normalmente filtran los riñones excretándola en la orina, en descenso. “Está dentro de los parámetros que esperamos para un proceso de esos. En términos generales viene respondiendo bien”, remarcó.

Asimismo, insistió en que van a seguir controlando la evolución, que es muy dispar: “Es muy dispar. No depende de la cirugía en sí sino de la función de la creatinina, con los valores que se toma en pacientes que están en diálisis. Ella (por Marta) lo tiene elevado y estabilizado. Va de a poco el proceso de producir orina y esperamos que llegue a valores normales. Pero esto siempre varía de un paciente a otro”.
Añadió Rodríguez: “El donante, al quedarse con un solo riñón, debe cuidarse de no subir de peso y con eso está cubierto el grueso de los controles. Y la receptora tiene la medicación para inmunosupresión y dieta. Su vida será normal. Se va a tomar unas vacaciones de las diálisis”.

Finalmente, en cuanto al proceso en general, sostuvo que fue una operación normal, estándar para las de este tipo. Y que en su lugar de trabajo, realizan alrededor de 12 trasplantes de pacientes vivos por año y alrededor de 20, de órganos cadavéricos. También se efectúan trasplantes cardíacos y renopáncreas (riñón y páncreas).

Santa Fe, segunda en el país

La provincia se ubica en el segundo lugar del país con mayor cantidad de donantes. Logró más de 30 en lo que va del año, de los que 19 corresponden a centros asistenciales de Rosario. Los datos se dieron a conocer en el marco del Día Nacional de la Donación de Organos, celebrado en mayo pasado, por parte del Ministerio de Salud provincial, a través del Centro Unico de Donación, Ablación e Implante de Organos y Tejidos (Cudaio).

Desde el 1º de enero hasta mediados de mayo de 2017, hubo 205 donantes. En Santa Fe, existieron 30. La cantidad ubica a la provincia segunda en todo el país, detrás de Buenos Aires, con 53 donaciones. Capital Federal se ubica tercera con 23 donantes y Córdoba obtuvo 25.

El Instituto Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) registró por estos días unos 640 trasplantes en lo que va del año con más de 8 mil solicitudes en lista de espera.

En tanto, desde el Cudaio se constató que, durante abril, los donantes de Santa Fe hicieron posibles 12 trasplantes de órganos, con lo que, durante este período, la provincia fue la mayor generadora de trasplantes a nivel nacional. Esa cantidad representó el 18,5 por ciento de todos los trasplantes realizados en el país.

Requisitos

Para convertirse en donante en la Argentina, la normativa establece que toda persona mayor de 18 años puede manifestar su voluntad a través de la web oficial www.incucai.gov.ar o llamando al teléfono gratuito 0800-555-4628. Los interesados pueden firmar un acta de expresión de voluntad en el Incucai o en las delegaciones del resto del país, como el Cudaio.

También se puede expresar el consentimiento al momento de hacer el documento nacional de identidad (DNI) en los registros civiles. Además de los canales mencionados, se brinda la posibilidad de enviar un telegrama gratuito desde las dependencias del Correo Argentino. El telegrama debe contener nombre, apellido, DNI y domicilio.

“Voy a seguir con mi actividad de comerciante, pero ahora se me abre la visión en cuanto al cuidado del organismo, dietas, consumo de líquidos y actividad física regular que mantenga las condiciones de peso saludables. Me cambia para bien”.
Alberto Garay
Donante

“Son 18 años de pareja. Yo tengo mi hermana trasplantada también y sé de qué se trata. Por eso queremos concientizar a la gente para que done, porque hay muchas personas en listas de espera”.
Marta Montiel
Receptora del riñón

450 personas en lista de espera para un trasplante renal hay en la provincia y son 2 mil los pacientes que se realizan diálisis.

Fuente: http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=150534-amor-y-vida-un-venadense-le-dono-un-rinon-a-su-mujer-para-que-siga-viviendo