26 Jun

Lucas Ludueña es de San Francisco, y sufre un mal cardíaco hace 9 años. Escribió un enterneceder mensaje instando a donar órganos que se viraliza en redes sociales. Leelo completo en esta nota. 

Lucas Ludueña es un papá y esposo de 32 años, habitante de San Francisco, que lucha con una enfermedad cardíaca (miocardiopatía dilatada) hace casi una década. Su situación se agravó en las últimas semanadas hasta obligarlo a internarse, hace 22 días, en la terapia intensvia del Hospital Privado de Córdoba capital a la espera de un trasplante de corazón.

“Dentro de la lista de transplantes urgentes, a la espera del corazón que le permita seguir con vida, Lucas escribió una carta abierta a la comunidad indicando la importancia de la donación de organos y por qué quiere seguir con los suyos”, relató El Periódico de San Francisco.

A continuación, su conmovedor mensaje: 

Carta abierta de alguien que espera de un trasplante:

A usted, a vos, quien seguro debes estar lleno de dolor y angustia por la pérdida de un familiar, de un amigo o de un conocido; convencido de que no hay consuelo para seguir, buscando respuestas donde no encuentras, te pido un favor, toma conciencia, convéncete de donar los órganos. A vos te hablo con el alma en las manos.

Mi nombre es Lucas, soy de San Francisco (Córdoba) tengo 32 años, una familia formada, un hijo de 7 años; y hoy necesito de vos, y de todos, es que hoy necesito un trasplante de corazón para seguir cumpliendo sueños, realizando proyectos, sobre todo ver crecer a mi hijo. Estoy internado en Córdoba en lista de espera URGENTE, esperando mi única posibilidad de vida….en esta habitación esperare hasta que llegue tu ayuda…no tengo otra manera de afrontar esta situación sin tu ayuda…

Mi lucha ya es antigua, pero creo que la solución está en la decisión de cada persona que diga y de su conformidad por escrito de que está a favor de la donación de órganos…

Porque mi pasado ya marca mi presente, mi mama recibió un trasplante de corazón, donde te aseguro que le regalo casi diez años de vida, todo gracias a la segunda oportunidad que solo te ofrece el trasplante; y te juro que los vivió de diez, por destino de la vida hoy no la tengo conmigo. Por causas genéticas, me toco llevar la misma mochila; y te cuento algo la llevo hace nueve años, y gracias a mi familia, la gente que me quiere y los médicos que me atienden, la llevo bastante bien. Obvio que por ahí se pone pesada, es cuando mi familia me sostiene de cada lado, y yo puedo descansar y tomar nuevamente fuerzas para lograr alcanzar la cima de esta pendiente; porque voy a luchar cada día por mi nuevo corazón, porque me pueden las ganas de vivir, esta vez soy yo que pide a gritos una segunda oportunidad…

Yo sé y entiendo perfectamente que el dolor que hoy vos sentís, te ciega y se compara con el árbol que tapa el bosque, pero justamente por eso es mi carta, para que puedas ver que dentro del bosque estamos un montón de personas que pedimos por favor ayúdanos a seguir viviendo, da tu conformidad para la donación de órganos. Si necesitas información existe, porque sé que no hay muy buena comunicación sobre el tema; y quédate tranquilo que el donar no le llena los bolsillos a nadie, porque la única que gana es la vida; si, ya se lo primero que me vas a decir, que para que alguien siga viviendo otro tiene que morir en su lugar: y yo te contesto que no es así, la persona que tiene una muerte cerebral irreversible, no tiene otro fin que dejar de existir, nadie mata a nadie. Ante esta situación se solidario y di que sí; porque donar es el acto más fraterno que una persona, ante tanto dolor, pueda realizar, es un verdadero acto de grandeza y heroísmo jamás visto… 

Por eso te pido, te ruego, infórmate, que hay muchísima información, ayuda a otros, que hoy es por otro y mañana puede ser por ti y sobre todo que la persona que pierdes sea un héroe recordado por siempre y no un cuerpo carcomido por el tiempo…

No sé cómo decirte, en nombre mío y de tantos otros, que queremos nuestra segunda oportunidad, que en nombre de la persona que donó la cuidaremos y respetaremos mucho….

Te repito tengo ganas de vivir y sobre todo de ver crecer a mi hijo…. Dona tus órganos… déjalo manifestado y comunícaselo a tu familia

Hazme caso dona tus órganos y conviértete en héroe…. 

Yo y tantos miles de seguro te lo vamos a agradecer…

Gracias por tu tiempo y a partir de ahora seguro gracias por tu solidaridad

Un abrazo de corazón 

Lucas D. Ludueña

Fuente: http://www.diaadia.com.ar/cordoba/conmovedora-carta-de-un-cordobes-que-espera-un-corazon-para-seguir-viviendo