28 Nov

La prueba de tamiz neonatal ampliado es necesaria para diagnosticar y tratar a tiempo la fibrosis quística y así incrementar la calidad y expectativa de vida de las personas que la padecen.

Durante el la décima edición del Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Neumología Pediátrica (Solanep), su presidente, Francisco Cuevas, detalló que en los países desarrollados la expectativa de vida para quienes tienen fibrosis quística es de 27 años, en tanto que en México sólo es de 17 años.

Lo anterior, abundó, implica que “existen grandes áreas de oportunidad en el sistema de salud mexicano para los pacientes con fibrosis quística”.

Explicó que la fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que afecta los sistemas respiratorio, gastrointestinal y todas las glándulas de secreción externa del cuerpo, como las glándulas del sudor.

Durante los trabajos del Solanep el especialista destacó que el trabajo conjunto de expertos, grupos de pacientes e industria farmacéutica deriva en avances para el tratamiento y control de esta enfermedad en el país, en donde en la actualidad uno de cada ocho mil 500 niños nacen con esta enfermedad.

A su vez, subrayó la importancia de hacer a los neonatos una prueba de tamiz neonatal ampliado, debido a que “uno de los problemas más grandes en el país es la falta de diagnóstico temprano”.

En ese sentido, explicó que de no realizarse dicha prueba a los recién nacidos “las familias encargadas de cuidar al paciente con esta enfermedad reciben un impacto importante porque pueden pasar por varios médicos antes de obtener el diagnóstico correcto”.

Una vez que la fibrosis quística es diagnosticada es necesario tomar medidas inmediatas encaminadas a controlarla para evitar mayores daños a los niños, subrayó Cuevas Schacht.

Resaltó la importancia de llevar a cabo reuniones como la de Solanep debido a que la retroalimentación y el trabajo multidisciplinario con diferentes perspectivas son fundamentales para atender a los pacientes con esta enfermedad, quienes pueden incrementar su esperanza de vida hasta los 40 años.

En su oportunidad el doctor José Luis Lezana, integrante activo de la Solanep y director médico de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística (AMFQ), destacó que “cuanto más temprano detectemos la enfermedad, mayores posibilidades tendremos de incrementar la calidad y expectativa de vida del paciente”.

Lo anterior, debido a la existencia de tratamientos de última generación que pueden ayudar a preservar el sistema respiratorio de los pequeños, quienes tienen el riesgo latente de una infección en vías respiratorias por la bacteria pseudomonas aeruginosa.

Esta bacteria, añadió el especialista, es peligrosa debido a que conducen a un pronóstico y calidad de vida bajos porque a la edad de 18 años hasta 80 por ciento de los pacientes han sido infectados.

En tanto, el doctor Héctor Hernán Ruíz Gutiérrez, presidente del Colegio Mexicano de Neumólogos Pediatras, precisó que “es importante incrementar la cantidad de centros o clínicas de fibrosis quística en el país porque 90 por ciento de los pacientes enfrentan una muerte prematura debido a fallas respiratorias por infección”.

Fuente: http://www.tucumanoticias.com.ar/noticia/actualidad/diagnostico-temprano-de-fibrosis-quistica-aumenta-expectativa-de-vida-127693.html