30 Jun

Habían perdido a uno de los hijos. Sus órganos habían sido donados por voluntad del chico. Días después, recibieron noticias del Incaimen. 

A pesar de la importancia que tiene para salvar vidas, muchos todavía tienen cierto temor y dudas respecto de la donación de órganos. Pero un ejemplo permite tomar real conciencia de las vidas que permite salvar o mejorar.

Un hombre de Capital posteó en Facebook la carta que le envió el Incaimen explicándole que los órganos que trasplantaron a su hijo -recientemente fallecido- habían sido destinados a siete pacientes distintos que, hoy, evolucionan favorablemente gracias a ese gesto de vida.

En su breve mensaje, expresaba el dolor por la pérdida reciente del chico. Sin embargo, también señalaba que ese dolor “viene acompañado de una gran noticia”.

“Hoy es un gran día , mucho dolor y llanto por un lado pero ese dolor y llanto vienen acompañado de una gran noticia…..y quiero compartir con ustedes para que a lo mejor a muchos que no comparten la donación de órganos los haga recapacitar está nota (sic)”, indicaba emocionado.

La carta del Incaimen, la institución encargada de garantizar los trasplantes en Mendoza, primero agradece a la familia que hayan respetado la voluntad del chico de donar órganos.

“Decisiones como la de ustedes multiplican la cadena de solidaridad indispensable”, destacaron.

Luego les explicaron -sin precisar en nombres- que los distintos órganos fueron destinados a siete pacientes de distinta edad, una bebé de 1 año; un niño de 5; dos adolescentes de 13 y 14 años; un joven de 18 y dos adultos de 37 y 64 años, respectivamente.

La voluntad de la familia permitió donar el hígado; los dos riñones; las dos córneas; los dos pulmones y el corazón.

“Los pacientes trasplantados a la fecha evolucionan favorablemente”, informaron en el documento del organismo del ministerio de Salud.

Fuente: http://www.elsol.com.ar/nota/307283