26 Ago

Micaela Mercado y Liliana Zelasqui se alzaron con la máxima presea en las categorías de 18 a 29 y de 60 a 69 años, respectivamente. En una prueba dominada por el intenso viento, también fue destacada la actuación de Sebastián Petrino.

La prueba Contrareloj fue la especialidad que le dio las primeras medallas doradas al país, en la vigésima edición de los Juegos Mundiales para Trasplantados, que se disputan en Mar del Plata. En una competencia en la que participaron más de 75 ciclistas, las atletas nacionales mejoraron registros anteriores para subirse a lo más alto del podio.

En primer turno saltó a la pista Liliana Zelasqui. La oriunda de Lomas de Zamora recorrió los 5 kilómetros en 10 minutos y 58 segundos, para culminar en lo más alto de su división y consumar el primer festejo nacional de la jornada.

“No se puede transmitir en palabras la emoción que siento. Es un sacrificio conjunto con toda mi familia y por eso este logro va dedicado para ellos. Es mi segunda participación y, por suerte, pude mejorar el registro obtenido en el mundial pasado que se disputo en Durban y eso me pone feliz”, expresó en dialogo con www.deBrown.com.ar

En la clase que va de los 18 a los 29 años, Micaela Mercado sumó un nuevo oro para el país en su primera experiencia en la máxima competición. La cordobesa, entrenada por Leonel Morales, estableció un registro de 8 minutos y 45 segundos, que resultaron insuperables para las demás competidoras.

“Fue un trayecto muy duro. El viento frío de la Costa te quita piernas y le agregó un condimento especial. Más allá de estas complicaciones pudimos establecer un buen tiempo y la alegría que tengo es inmensa”, señaló en declaraciones a este medio.

Mar del Plata 2015

Entre los caballeros, se destacó la producción de Sebastián Petrino que terminó en la quinta ubicación de la grilla que agrupa a los ciclistas entre los 30 y los 39 años. Pese a realizar una buena presentación, el oriundo de Ezeiza se quedó en la puerta del podio por unos pocos segundos.

“Di todo lo que pude pero no alcanzó. En el trayecto de vuelta quise aprovechar el viento a favor, pero no fue suficiente para poder quedar entre los tres primeros. Estoy muy contento de participar y espero poder seguir creciendo de cara al futuro”, sostuvo el ciclista.

“Estoy viviendo unos días inolvidables. Tengo unos compañeros excelentes, estoy conociendo gente de otros países y pese a las distintas lenguas o culturas, el deporte tiene un idioma universal. Me siento un privilegiado”, concluyó.

Fuente: http://debrown.com.ar/el-ciclismo-argentino-se-tino-de-dorado/