10 Dic

El Centro Integral de Atención del Paciente Oncológico (CAIPO) fue impulsado por el Hospital Garrahan, y las fundaciones Garrahan y Nuria. Centraliza la atención y permitirá mejorar la calidad de las prestaciones que se brindan. En el Garrahan se atienden casi el 35% de los niños con cáncer del país.

Con un emotivo acto en el edificio donde, a partir de hoy, se atenderán los más de 400 niños y niñas con cáncer que recibe por año la institución, las autoridades del Hospital Garrahan y de la Fundación Garrahan dejaron inaugurado este mediodía el nuevo Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico (CAIPO). El Hospital atiende casi el 35% de los pacientes pediátricos con cáncer del país y este nuevo centro cuenta con 90 camas, 20 consultorios y 7.200 m2 para ese fin.

“Hoy es un día de celebración. Estamos cerrando este año con un balance muy positivo, inaugurando este maravillosa obra que se suma a tantas cosas más que se han hecho en estos años y coronando un sueño”, aseguró el presidente del Consejo de Administración y ex jefe del servicio de Hemato-Oncología del Hospital Garrahan, Marcelo Scopinaro, al encabezar el acto.

Scopinaro se refirió al concepto que guió al Hospital en sus casi 30 años de existencia, en alusión a la pregunta sobre cuál es el secreto del éxito del Garrahan: “Todos los que trabajamos acá somos la causa y la explicación de este pequeño milagro. Pero no es sólo la capacidad técnica del recurso humano, sino también la ideología que tiene ese recurso humano”, sostuvo “porque todos compartimos la decisión que tomó el Hospital desde un principio, que fue abrir las puertas y abrazarse con el resto del país, tomar la bandera de la investigación desde el hospital público, defender el horario prolongado y tener los recursos necesarios para poder sostenerlo”.

Y finalizó: “Estas son las principales armas que tenemos para el desarrollo de nuestro hospital: seguir apostando a esa ideología, la de las puertas abiertas, la de la accesibilidad, la de la convicción de que la salud pública es un derecho para todo el mundo y que todos los niños del país deben tener las mismas posibilidades de curarse”.

En tanto, el presidente de Fundación Garrahan, Jorge Menehem, afirmó que “hoy es un día especial para Fundación Garrahan, porque es el día elegido para mostrar la culminación de un proyecto que se fue armando, procesando, evaluando y construyendo con el esfuerzo de todos, y que simboliza un paso más en el desarrollo de acciones para mejorar la salud infantil”.

Del acto de inauguración participaron la coordinadora del CAIPO, Lidia Fraquelli, quien agradeció a Fundación Nuria, Fundación Garrahan y las autoridades del Hospital “que supieron canalizar tanta solidaridad”; el jefe del servicio de Hemato-Oncología, Pedro Zubizarreta, quien destacó “tenemos una cantidad de luz enorme en este nuevo edificio y también tenemos la luz de los pacientes que atendemos y que cada día son más”.

En el acto también participaron autoridades del ministerio de Salud de la Nación; Ana Speranza, Directora Nacional de Maternidad e Infancia; Graciela Jacob y Pablo Pesce, directora y coordinador del Instituto Nacional del Cáncer (INC) respectivamente; el reconocido oncólogo Federico Sackmann, maestro de la especialidad; Marta Lamberti, ex coordinadora del Hospital de Día Oncológico del Garrahan; Edith Grynszpancholc de Fundación Flexer; representantes de Fundación Nuria; representantes de la Embajada de Kuwait; los miembros del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, Cristina Gimenez y Rubén Nieto, la directora ejecutiva y el director adjunto del Hospital, Josefa Rodríguez y Daniel Toer, respectivamente; entre otros.

El Centro Oncológico en números
El Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico demandó una inversión total de 96.737.038 millones de pesos. Tiene una superficie total de 7200 m2, cuenta con 90 camas, 68 para tratamientos ambulatorios (quimioterapia y hemoderivados, intercurrencias y pacientes trasplantados con células progenitoras hematopoyéticas) y 21 camas para quimioterapia prolongada, 20 consultorios, 19 para consultas clínicas y uno odontológico, sala de procedimientos y sala de shock room. En el Garrahan se atienden casi el 35 por ciento de los pacientes pediátricos con cáncer del país.

¿Por qué es necesario el Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico?
La historia del nuevo Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico (CAIPO) comenzó en 2013 con el ambicioso proyecto de contar con un espacio específico para la atención oncológica en el Hospital: casi el 35% de los casos de cáncer infantil del país.

La importancia de este nuevo edificio, que funciona en forma anexa e integrada al edificio central, radica en la necesidad de ampliar el espacio físico y, así, la calidad y cantidad de atención.

Por año, el Hospital Garrahan recibe 420 nuevos pacientes oncológicos, un tercio de los pacientes pediátricos con cáncer del país. Y cuenta con un nivel de sobrevida del 80%, al igual que los mejores centros de salud del mundo.

Anualmente, unos 1.400 niños son diagnosticados con cáncer en Argentina, en el mundo la cifra se eleva a 200.000: el 80% vive en países de bajos y medianos recursos donde, a su vez, se producen el 90% de las muertes.

Se estima que el número de niños con esta enfermedad aumentará en un 30% en los próximos años. El cálculo se realiza sobre la base del crecimiento de la población y la disminución de la mortalidad infantil de causa infecciosa. En nuestro país también se espera este crecimiento.

Es en este contexto donde el CAIPO representa un importante avance en la capacidad de atención oncológica de alta complejidad no sólo para el Hospital Garrahan sino, y sobre todo, para toda la Argentina.

Fuente: http://www.garrahan.gov.ar/diciembre/el-hospital-garrahan-inauguro-su-centro-de-atencion-integral-del-paciente-oncologico