15 Jul

Esta fue la reflexión de Jorge Romero, miembro de la fundación “Esperanza y Vida” que promueve y alienta la donación de órganos, quien junto a Sebastián Kidd del Centro de Ablación e Implante de Órganos Patagónico (CAIPAT) analizaron sobre la importancia de ser donante.

Luego de la decisión de donar órganos de la familia de la menor de 7 años que murió luego de estar internada en el hospital Regional, Sebastián Kidd miembro del CAIPAT(Centro de Ablación e Implante de Órganos Patagónico) habló sobre la importancia y la problemática que hay alrededor de la donación de órganos: “tenemos una crisis mundial en cuanto a la donación de órganos, tenemos 170-180 pacientes en la lista de espera”.

Kidd detalló sobre los procedimientos alrededor de una donación: “el país se divide en regiones, puede entrar en emergencia nacional o lista de espera común, si el órgano se ablaciona en la zona se da prioridad a la región, si no hay demandantes en la zona se da a la lista de espera nacional”.

Sobre la problemática en cuanto al bajo índice de donación de órganos, el doctor sentenció que se debe a: “la educación, que la gente sepa lo importante que es la donación, que hay muchísimas personas en lista de espera, que debe donarse para cualquier persona y al que le toque por lista esperará. Queremos llevar el tema de la donación a las escuela, explicar la importancia y como se debe hacer, qué órganos se pueden donar. Un 50 por ciento de personas que no quiera donar es un porcentaje importantísimo“.

“Ser donante voluntario en vida es un trámite sencillo y si la familia no quiere, se respeta lo que decida el donante en vida. Tenemos la ley del Donante Presunto que ha aumentado la tasa de donaciones, nosotros siempre terminamos hablando con la familia y se entiende que es un duelo importante, por más que la ley nos diga una cosa siempre se trata de hablar con la familia”, recalcó.

Por otro lado Jorge Romero de la Fundación “Esperanza y Vida”, que fomenta la donación habló sobre la ablación que se lleva adelante hoy: “gracias a esta familia y ese ángel hay una luz de esperanza, sobre todo acá en Comodoro Rivadavia que estamos tan lejos de Buenos Aires, sabemos que es un momento doloroso, la familia eligió continuar la vida después de la vida, va a seguir viviendo en otra gente, en otros niños”.

Romero indicó que gracias a la donación “se puede cambiar la vida de seis u ocho personas. El INCUCAI es lo más transparente que hay, este organismo funciona a la perfección, trabaja de una manera increíble, nadie impone por la plata, toda persona tiene derecho a un trasplante”.

Romero se lamentó al igual que Kidd por la baja cantidad de donantes: “el gran problema es que sin donante no tenemos trasplantes. Hay que hablar en la familia, hay que preguntar, la gente tiene que ser consciente de la importancia, de la dimensión de lo que es“.

Fuente: http://www.elpatagonico.com/la-familia-eligio-continuar-la-vida-despues-la-vida-n1560877