24 Mar

El donante, de 16 años, murió en un accidente de tránsito. Los receptores tienen entre 17 y 34 años y estaban en lista de espera.

Enzo Rojas, de 16 años, murió luego de un accidente de tránsito en Las Lajitas pero su vida continuará a través de sus órganos. Tras su fallecimiento, se realizó una ablación que beneficiará a ocho personas que estaban en lista de espera para recibir un trasplante.

El de ayer fue el primer operativo de ablación multiorgánica de 2017 en la provincia y se desarrolló en el hospital San Bernardo.

Médicos de la Fundación Favaloro extrajeron los pulmones, en tanto que profesionales del sanatorio Parque de Rosario de Santa Fe, el corazón y del hospital Cruce de Buenos Aires, el hígado.

Los riñones y las córneas serán trasplantados en Salta. La ablación terminó alrededor del mediodía.

Desde noviembre que no existía un operativo de estas características en la provincia. Según datos del Cucai (Centro Único Coordinador de Ablación e Implante) Salta, en 2016 hubo siete operativos, de los cuales solo tres fueron multiorgánicos.

En este sentido se explicó que la edad del donante y su estado de salud contribuyeron a que pudiera donar varios órganos.

Uno de los riñones sería trasplantado a un niño de 10 años. Las edades de los demás receptores oscilan entre los 17 y 34 años.

El adolescente, de Las Lajitas, sufrió un accidente en moto el sábado a la madrugada. Fue trasladado en código rojo al San Bernardo donde, luego de estudios e intervenciones quirúrgicas, determinaron su muerte cerebral el lunes. A partir de allí comenzó el trabajo de los médicos del Cucai.

“Estuvimos charlando muy intensamente con la familia del donante. Nos contaron que a su hijo le gustaba ayudar a la gente, que era solidario con todas las necesidades de su pueblo y que siempre estaba para darle una mano a alguien”, relató a El Tribuno el médico que coordinó el operativo, Facundo Humacata.

“Los padres tomaron una decisión en conjunto con familiares, amigos y allegados. Resolvieron que, si estuviera en el lugar, él hubiera accedido a la donación de órganos. Si bien no tomó la decisión en forma directa, lo hizo indirectamente a través de la crianza de sus padres”, agregó Humacata, mientras coordinaba la llegada de los equipos médicos que ingresarían al quirófano para realizar la ablación.

Los profesionales visitantes eran especialistas y estaban sujetos a un protocolo de intervención. Pertenecen al Incucai, organismo jurisdiccional de ablación e implante, o a los equipos de trasplante.

Sin dudas los pasillos del hospital San Bernardo mostraron ayer un cuadro distinto, el que esperan muchos profesionales dedicados y abocados a la donación de órganos.

“Una ablación multiorgánica significa el duelo que tiene toda una familia por la pérdida de un chico tan joven y también el hecho de que los pacientes en lista de espera van a tener una esperanza”, dijo a El Tribuno el titular del Cucai en Salta, Raúl Ríos.

El camino a la ablación

Luego de la detección del posible donante y la autorización legal correspondiente, comienza un proceso con una serie de pasos a cumplir. Entre ellos el sostén artificial de las funciones del organismo con el objetivo fundamental de mantener la adecuada oxigenación de los órganos cadavéricos para un futuro trasplante exitoso.

De acuerdo con lo informado por los médicos intervinientes en el operativo, la muerte encefálica del donante se produjo a las 12.30 del lunes.

Desde ese momento comenzó el tratamiento, que se extendió hasta alrededor de las 10.30 de ayer, cuando ingresó en el hospital San Bernardo el equipo médico de la Fundación Favaloro, el último en llegar. La ablación se extendió por aproximadamente dos horas, cuando se inició el traslado de los órganos por vía área.

En el caso del corazón, el tiempo para la conservación y el trasplante no debe superar las cuatro horas. Mientras que para el hígado no debe superar las seis horas.

“Es una carrera contrarreloj. Por eso es que los operativos necesitan de la ayuda de todos. Y siempre en Salta la hemos tenido”, agregó Raúl Ríos.

Salta es una de las provincias que, en el ranking nacional sobre la donación de órganos, se ubica en los últimos lugares. Frente a esta realidad, los especialistas coinciden en la necesidad de concientizar a la comunidad sobre la importancia de donar.

Por: Verónica Casasola

Fuente: http://www.eltribuno.info/salta/nota/2017-3-22-2-2-0-la-primera-ablacion-del-ano-beneficiara-a-8-pacientes