22 May

Tiene 4 años y necesita una intervención por una obstrucción intestinal

Lorenzo Giménez, de tan solo cuatro años, está en la lista de espera de emergencia nacional del Incucai para ser trasplantado de los intestinos. “Lo que nosotros queremos es concientizar a la población sobre la donación de órganos. En Salta es muy bajo el nivel de donantes y necesitamos que se hable más del tema. Lorenzo lo único que necesita es ser trasplantado”, aseguró Santiago Giménez, padre del niño.

Recién nacido, Lorenzo tuvo que ser operado a raíz de una mal formación congénita llamada obstrucción intestinal. Esto se produce cuando áreas del intestino se obstruyen y no dejan que los contenidos puedan pasar ni salir del cuerpo.
“Tiene una sola vía permeable que es por donde se alimenta, si se tapa en un futuro no podría alimentarse más. Es por eso que necesita el trasplante y el donante tiene que ser de su edad. Tuvimos varios intentos, pero siempre pasaba algo, o no daba el tamaño o la compatibilidad en el tipo de sangre”, aclaró Santiago.

Después de tres operaciones, en las que se fue extirpando la parte dañada del intestino, Lorenzo solo cuenta con solo 60 centímetros de ese órgano.

La opinión Santiago Giménez PADRE DE LORENZO “Lo que nosotros queremos es concientizar a la población sobre la donación de órganos. En Salta es muy bajo el nivel de donantes”.

A los cuatro meses y con una desnutrición de grado 4 fue derivado desde Salta al hospital Garrahan, pero desde hace dos años que es tratado en la clínica Favaloro. “Lorenzo está ahora en Buenos Aires viviendo con su mamá e intenta hacer una vida normal. Está 18 horas conectado (recibe dos inyecciones anticoagulantes diarias) y 6 horas desconectado. En ese tiempo se libera. Él hace la vida más normal que puede y mi esposa intenta que así sea. Nació con esto y está acostumbrado”, agregó.

Al finalizar la charla, Santiago quiso agradecer al doctor Gabriel Gondolesi, jefe de trasplante de la clínica Favaloro, y a la doctora Carolina Rumbo, quienes son los encargados de que Lorenzo esté como está.

Conectado en la clínica

18 horas es la cantidad de tiempo que está Lorenzo conectado recibiendo dos inyecciones de anticoagulantes diarias en la clínica Favaloro. Las 6 horas restantes del día intenta hacer su vida normal.

Fuente: http://www.eltribuno.info/lorenzo-el-nino-que-espera-un-trasplante-n551792