07 Ago

El Ministerio de Salud informó que profesionales del Hospital San Luis, junto al equipo del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (CUCAI) realizaron anoche el operativo correspondiente para practicar la ablación a la niña fallecida durante la tarde de ayer, a raíz de una herida de arma de fuego.

Magalí Maldonado, la pequeña de 7 años, oriunda de Villa Mercedes, falleció durante la tarde de este miércoles en el Hospital San Luis, adónde había sido trasladada el pasado domingo en estado crítico, debido a un disparo accidental recibido en el rostro.

Los padres de la nena confirmaron su deseo de donar los órganos, lo que permitió activar el operativo de ablación, del que se ocuparon especialistas locales.

“Es un hecho lamentable que conmocionó a toda la sociedad, especialmente por la tierna edad de esta pequeña. Acompañamos en el dolor a toda su familia, que en medio de tanta congoja han tenido la entereza y solidaridad de donar los órganos de su hija, algo que es digno de considerar como un verdadero acto de amor al prójimo, ya que de alguna manera Magalí le permitirá a otro niño seguir viviendo”, reflexionó el ministro de Salud, Gastón Hissa.

Por su parte, el titular del CUCAI, Jorge Ochoa, adelantó que los órganos que se ablacionarían serían los riñones, los cuales serían posteriormente enviados vía aérea al Hospital Garrahan, para ser debidamente analizados y posteriormente establecer el receptor.

Durante la madrugada se tenía previsto el traslado de los restos mortales de Magalí a Villa Mercedes, para realizar el sepelio.

Fuente