11 Oct

Neuquén supera la media nacional, que es del 45%. Salud reconoce que es necesario revertir la cifra.

En la provincia de Neuquén más de la mitad de las familias de una persona que acaba de fallecer se niegan a donar los órganos de su ser querido. La cifra, que surge de las entrevistas que se le realiza al grupo familiar de un presunto donante, supera la media nacional.

Referentes sanitarios alentaron la donación y se manifestaron preocupados por la “escasez de órganos”. Dieron como ejemplo que, en el caso de los pacientes renales el paso del tiempo disminuye notablemente la calidad de vida, situación que se podría revertir si hubiera mayor cantidad de donantes.

La coordinadora del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante Neuquén (Cucai), Sandra González Cruz, aseguró en una videoconferencia con el Comité Regional de Trasplantes (Coretra) que en la Patagonia existen serias dificultades para generar donantes. Indicó que el principal obstáculo lo registran en la entrevista familiar. “Cuando muere una persona y hablamos con la familia sobre la donación nos encontramos con una alta oposición. En muchos casos, no quieren donar ni recibir, en otros quieren recibir pero no donar”, detalló la médica. Aclaró que “hay que tener en cuenta el contexto familiar de pérdida, porque en realidad no le dicen no a la donación, sino a la muerte y a la pérdida”.

Si bien está vigente la ley del donante presunto, que estipula que si una persona no se opuso a la donación de órganos en vida, es donante al momento de morir, aún es difícil que la familia lo acepte. Según las estadísticas el 65% de las entrevistas familiares para concretar la donación cuando una persona falleció da negativa. A nivel nacional el porcentaje de entrevistas negativas es del 45%.

“Hay que revertir esto, hay que informar y trabajar en varias áreas. La escasez de órganos es altísima”, indicó González Cruz. En Neuquén existe uno de los índices más altos de personas con deficiencia renal a la espera de un trasplante. “Estos pacientes son los más preocupantes porque su calidad de vida disminuye con el paso de los años”, remarcó la especialista.

De todos modos, González Cruz sostuvo que vienen trabajando mucho en el tema y que han logrado duplicar las donaciones. “En tejidos estamos con 30 córneas procuradas que la familia dono y se implantaron, y en células progenitoras hematopoyéticas (CPH) o células madre llevamos 1.163, más 300 muestras que tenemos en procesamiento”, detalló.

Entre las propuestas para mejorar la donación y la aceptación de la familia, el Cucai recomendó conformar un equipo más afianzado, con personas que se dediquen exclusivamente a la entrevista, que es el punto problemático.

De la reunión a través de videoconferencia participaron el ministro de Salud, Rubén Butigué, el asesor de gestión, Jorge Mamy, y la directora de Atención Primaria de la Salud, Luz Gamboa, entre otras autoridades sanitarias.

Fuente: http://www.rionegro.com.ar/diario/el-65-de-las-familias-se-niega-a-donar-organos-7964963-9574-nota.aspx