15 Oct

El pequeño Juani nació en Comodoro, tuvo que ser operado a los pocos días de vida y fue derivado a Buenos Aires donde vive por el momento con sus papás y hermana. Hace un año está en lista de espera del INCUCAI para recibir un trasplante de intestino. Conocé su historia.

A los dos días de nacer Juan Ignacio comenzó con complicaciones en su salud. Comenzó con mucha fiebre por lo que tuvo que ser internado en Terapia Intensiva de la Clínica del Valle y a los pocos días fue intervenido por un tapón en el colon.

Si bien salió con éxito de la operación, continuó internado, y durante su primera semana de vida, comenzó a decaer. En menos de un mes, tuvo que ser operado nuevamente y tuvieron que cortar su intestino.

Su mamá Karina, explicó a El Patagónico todas las complicaciones que sufrió Juani, que con tan solo dos años de vida necesita con urgencia un trasplante de intestino, ya que hace un año está en lista de espera en el INCUCAI.

En su relato, la mujer recordó que tras la primera intervención, su bebé contrajo un virus en el quirófano y su vida corrió peligro. “Estuvo varios días inestable y cuando salió de la gravedad nos derivaron a Buenos Aires y él tenía un mes y medio”.

Luego de viajar junto a su marido y su niña de 5 años en un vuelo sanitario a la clínica del Sagrado Corazón, donde estuvo internado durante 8 meses, le colocaron catéter para pasarle alimento parenteral que lo ayuda a cercar y nutrirse, ya que lo poco que comía su intestino no lo asimilaba.

A los tres meses de internado le diagnosticaron miopatía visceral, una enfermedad genética que no había sido alertada. Al mes y medio de haber sido dado de alta en la clínica comenzó a tener fiebre y vómitos nuevamente, con una afección que lo llevó a estar internado cinco meses más.

“Ahora necesita cambios permanentes de catéter todos los días, recibe alimento durante 12 horas, una enfermera viene al hotel donde vivimos y está conectado a eso toda la noche hasta las 10 de la mañana. Es que el músculo del intestino a veces se mueve y a veces no trabaja”, detalló Karina.

Hoy, la familia de Juani realiza campañas a través de redes sociales y en medios de comunicación para dar a conocer la historia del pequeño que necesita con urgencia un trasplante.

“Pero hay muchos nenes que esperan el mismo órgano y es complicado porque necesita un órgano de un nene que se vaya al cielo de la misma edad de él y de su peso, pero somos una familia de fe y esperamos que pronto llegue”, aseguró.

Fuente: http://www.elpatagonico.com/tiene-2-anos-y-esta-lista-emergencia-un-trasplante-n1297366#fotogaleria-id-1209641