18 Sep

Acompañado de cinco personas el tucumano Héctor Manca tiene como destino final la Reserva de Villavicencio en Mendoza. Trasplantado hace 11 años recorre las rutas en bicicleta para concientizar sobre la donación y este martes estuvo en la provincia y dialogó con Tiempo de San Juan.

Héctor Manca se llama el hombre de 52 años que realiza por segunda vez una travesía con el fin de concientizar a la población sobre la importancia de la donación de órganos. Pertenece al Equipo Argentino de Deportistas Trasplantados y reconocer que le encanta hacer ciclismo. Lo trasplantaron hace 11 años un donante cadavérico y hasta el día de la fecha no conoce a su familia.

Estuvo en San Juan este martes y dialogó con Tiempo de San Juan sobre su nueva aventura, que realiza acompañado de cinco personas.

“Esta travesía tiene por nombre “Del Aconquija a Los Andes en bicicleta”; que tuvo como partido el Cristo Bendicente del Cerro San Javier en Tucumán y cuyo destino final es la Reserva de Villavicencio en Mendoza”, explicó Manca. Salieron el lunes 8 de septiembre en bicicleta y calculan llegar a destino el sábado.

“Es producto que otra que hice hace dos años, de la Casa Histórica al Cabildo en bicicleta, que hice en 18 días. Vi marcado interés de la comunidad, de la sociedad, de ver una persona trasplantada que pase por una ciudad del interior del interior y llevar el mensaje de la donación de órganos. Hay gente que nunca vio una persona trasplantada, ni tuvo la oportunidad de preguntarle algo, y ahora lo veo en otra aventura”, agregó.

“Queremos que la gente vea cual es el producto: Sí a la vida, sí a la donación de órganos. Cuando uno ve en acción a un trasplantado llevar el mensaje para mí es la mejor forma de rendirle homenaje a mi donante”.

Manca va acompañado de cinco personas más a quienes agradece por su apoyo. “Cuatro pedaleamos que son Nicolás Aguirre, Joaquín Rodríguez, y Franco La Pena, periodista deportivo; además de dos asistentes: dos vehículos a cargo de Oscar Pereyra y Emilio Rizzo”.

Manca agradeció a la provincia por su recibimiento y apoyo desde este lunes que piso suelo local. “A quienes nos cubrieron la espalda, la Policía de San Juan, es bueno ver una institución que nos custodia en silencio. Además agradecer a las autoridades de Salud de la provincia, al Dr. Mira del INAISA, porque no tuvimos la suerte de tener el mismo eco en Catamarca y La Rioja, en lo que va del año en esos lugares tienen cero donantes; en San Juan se trabaja de otra manera”.

“Acá en la provincia encontramos amigos trasplantados, de que conocía del Mundial de Sudáfrica. Fuimos recibidos por un grupo de que se llama “Yo dono, tu donas, ellos viven”, grupo de Facebook”.

También agradeció a Solange Palacio, su esposa quien es trasplantada bipulmonar y hace tres años que están en pareja; y al Dr. Eduardo Bustos Villar, Secretario de Determinante y Política Sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación; quien le regaló la bicicleta con la que Manca realiza la travesía.

La travesía continuará este miércoles por la mañana en la Villa Media Agua, donde harán noche y después parten a Mendoza. “Sin apoyo oficial la recorrida por las provincias es producto de colaboraciones de amigos, familiares y condicionales de la vida de uno”, finalizó Manca.

Su paso por San Juan en la voz de un trasplantado sanjuanino
Rodo Mier es un sanjuanino trasplantado renal hace un año y dos meses, después de haber estado tres años en diálisis. En diálogo con Tiempo de San Juan contó cómo se sumó a la travesía.

“Quien me trasplantó en Mendoza me dijo la fecha en que Manca llegaba a San Juan. Me comuniqué con La Pena, el periodista que cubre la travesía y me sumé”.

“Los recibí este lunes en Bermejo, y pedaleamos a la Difunta Correa, pararon, hicieron noche y volvieron a arrancar este martes por la mañana. Hoy nos recibieron en Santa Lucía, el intendente Marcelo Orrego, y desde ahí nos escoltaron hasta la Biblioteca Sur para dar una charla sobre donación de órganos y experiencias”.

Mier destacó la importancia de la travesía para concientizar sobre la donación.

Fuente