18 May

El hombre se filmó a sí mismo y a su hermana donante durante el proceso para concientizar sobre la donación de órganos y desmontar algunos mitos. Las imágenes se viralizaron.

Un médico deportólogo bonaerense de 32 años que recibió un trasplante de médula ósea se filmó a sí mismo y a su hermana donante durante el proceso para concientizar sobre la donación de órganos y desmontar algunos mitos, y el video fue visto en sólo una semana por 300.000 personas en Facebook.

En las imágenes se ve a la hermana, de 21 años, sonreír y manipular su celular mientras le extraen las células madre de su médula ósea para ser trasplantadas a su hermano mayor, que padece Linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer linfático que años de quimioterapia no pudieron curar.

“Ella no habla porque le da vergüenza”, dice en un segmento el protagonista del video, el pergaminense Maximiliano Morales, mientras la joven permanece recostada y relajada en una camilla.

“Mi hermana tiene una vía intravenosa en cada uno de los brazos, pero la sangre que le extraen de uno de ellos, en vez de ir a un recipiente como en una donación sanguínea, va a una máquina, que es como una gran centrifugadora donde el líquido gira muy rápido y expulsa a un costado las células madres”, explicó Morales.

Esas células hematopoyéticas (CPH) son recolectadas para el trasplante “y todo el resto (de componentes sanguíneos), los glóbulos blancos, rojos y las plaquetas que no se necesitan para mí, vemos que vuelven por el otro brazo al cuerpo de mi hermana”, agregó.

La escena apuesta a desmontar mitos en materia de donación de CPH: “Sobre el trasplante de médula ósea existen muchas ideas equivocadas”, aseguró a Télam el hombre, que ayer recibió el alta médica tras 30 días de internación.

“La más frecuente es que pensar que el trasplante es una cirugía cuando es solamente una transfusión, como también confundir médula ósea con médula espinal. Mientras la médula ósea está en ciertos huesos, la espinal está conformada por un conjunto de cables que pasan por medio de la columna y manda estímulos eléctricos a todas las partes del cuerpo”, explicó.

“En función de esa confusión, piensan que te van a sacar la columna para ponerte la de alguien fallecido, cuando el trasplante de médula se hace con donante vivo y es de tipo líquido, no sólido, como puede ser un trasplante de corazón o de pulmón”, continuó.

En el video se ve a Morales horas antes de la transfusión y momentos después, pero no durante el procedimiento “porque no lo dejaron usar el teléfono”, argumentó.

El joven tenía menos de un año como médico y una vida de deportista cuando se enteró que padecía Linfoma de Hodking, por eso suele decir que “tiene ocho años de médico y siete como paciente”.

“Como médico uno siempre intenta ayudar, y al no poder hacerlo en el consultorio por varios meses, pensé en hacerlo a través de este video”, comentó.

Destacó que en el país “hay muchas campañas de difusión”, pero que representan a las personas donando “con imágenes estáticas, sin mostrar qué pasa mientras se hace una extracción, lo que transmite tranquilidad”.

Hasta el momento, unas 310.000 personas vieron el video y casi 14.000 lo compartieron en sus muros de Facebook, lo que “superó totalmente” sus expectativas.

“Recibí muchos agradecimientos tanto de pacientes como de familiares que destacan la fácil interpretación del video, así como comentarios de gente que tenía miedo de donar y ahora lo van a hacer”, completó.

Fuente: https://www.diariouno.com.ar/pais/un-medico-trasplantado-medula-filmo-el-proceso-derribar-mitos-20180515-n1607226.html