15 Nov

Noelia Suárez está internada en la Fundación Favaloro desde el 17 de octubre. Con buen ánimo espera su turno para ser trasplantada y llevar una vida normal.

Noelia Suárez, una estudiante de 28 años, se encuentra a la espera de un corazón, a raíz de una Cardiopatía Congénita Atrio pulmonar, que sobrelleva desde su nacimiento. Fue operada a los 22 meses y a los 5 años, ambas veces en el Hospital Garrahan. Ahora está internada en la Fundación Favaloro desde el 17 de octubre y en Emergencia Nacional.

En la actualidad, su corazón funciona con ventrículo único y tiene una vía central donde pasa la medicación para ayudar a que su corazón tenga la fuerza que necesita hasta la llegada del donante.

La enfermedad

Ivana Suárez informó en una entrevista para LA RAZÓN que su hermana Noelia nació con cardiopatía congénita severa. “Mi mamá la descubrió a los dos meses, aproximadamente, cuando una vez Noelia se puso a llorar y se le pusieron los labios de color morado. La llevaron al pediatra, la derivaron a La Plata. Terminó en el Garrahan donde realizó todo su tratamiento”.

Ivana cuenta que a su hermana le realizaron cirugías a los 2 años de edad, luego a los 5. “No teníamos claro si iba a necesitar un trasplante, pero cada vez su corazón se desgasta y le aparecieron problemas en otros órganos”.

Una de las últimas operaciones a la que fue sometida Noelia fue un cateterismo, pero al poco tiempo se quejó por falta de aire. “La cardiopatía hace que junte líquidos en los pulmones y que su hígado se vaya desgastando. Cuando Noelia empezó a notar que su vida normal se complicaba, habló con sus doctores con la idea de ser trasplantada, ya que le da la posibilidad de mejorar sustancialmente”.

No obstante, Ivana Suárez hizo hincapié en que el estado de ánimo de su hermana es muy bueno, lo que consideró muy importante. “La parte psicológica influye mucho en la salud del paciente y nos vamos turnando para estar con ella mi mamá, la pareja y yo”.

“Emergencia nacional”

Ivana Suárez enfatizó que es el Incucai la entidad que maneja toda la información. “Acompañé a mi hermana a hacer análisis de histocompatibilidad. Una vez que aparece un potencial donante, Incucai se pone en contacto con las instituciones médicas que tienen a personas en listas de emergencia”.

“Es anónimo porque en Argentina no hay una ley que permita conocer al donante o al receptor, pero es importante señalar que uno puede ser donante voluntario y es primordial que manifieste a su familia la intención, para poder donar los órganos”.

Aclaró que Noelia Suárez está en “lista de espera, emergencia nacional”. “Hace cuatro meses, estaba en lista de espera, pero de manera ambulatoria, es decir, en su casa, con la medicación respectiva, con los controles de cada quince días. Lo que pasa es que, estando acá se reduce la posibilidad y su salud no era la misma que hace un tiempo”.

Seguidamente, afirmó que la cardiopatía que sufre Noelia se da en pocos casos, por eso no hay muchos médicos cardiólogos que conozcan o que sean especialistas. “En diciembre pasado, ella sufrió una descompensación y desde ahí su salud se fue deteriorando. De todas maneras, en 27 años nunca tuvo que acudir a un centro de salud por emergencia”.

“Siempre se cuida, comer sin sal y con controles permanentes, pero nunca tuvo una descompensación. Trabajaba, estudiaba, no hacía actividades deportivas pero hacía pilates y caminaba”.

Donar órganos

Ante estos, se plantea la necesidad de crear conciencia en la comunidad, en relación a la donación de órganos. “Mi padre era muy solidario, cuando escuchaba que alguien necesita sangre, iba de inmediato”.

“Es importante tomar conciencia que no es necesario estar en esa situación, como dice la campaña ‘los órganos no van al cielo’. A veces pensamos que un ser querido muere y se va, pero al donar un órgano a otra persona, sigue vivo. Incluso estando vivo se puede ser donante de médula, por supuesto, reuniendo los requisitos”.

“Mañana, nos puede tocar a nosotros, el vecino. No es necesario tener que llegar a esa instancia para convertirnos en donantes”, concluyó Ivana Suárez.

Escrito por Marcos Isla

Fuente: http://www.larazondechivilcoy.com.ar/locales/2017/11/10/joven-chivilcoyana-emergencia-nacional-espera-corazon-94335.html