07 Sep

Tiene 33 años y es madre de cuatro chicos. Desde su adolescencia lucha contra una enfermedad.

Maria Belen Andrada es una joven madre de 33 años, y desde junio de este año ingresó en la lista de emergencia del Incucai, a la espera de un trasplante hepático. Desde su adolescencia, lucha contra una enfermedad que en los últimos años la obligó a depender de un tubo de oxígeno, y radicarse en Buenos Aires.

Con su salud deteriorada, y aferrada a la esperanza, el martes pasado le llegó la noticia de que una ablación, posibilitaría su trasplante. Finalmente, se concretó el miércoles, y aunque en un principio presentó complicaciones, las ganas de vivir de María Belén, provocaron que salga adelante, y ahora la familia deberá esperar 48 horas, para saber si el organismo de la joven oruinda de Nueva Esperanza, reacciona conforme a lo esperado.

Su madre, Norma, habló con Nuevo Diario, y se mostró conmovida por las muestras de cariño y las oraciones que los santiagueños elevaron para que María Belén encuentre un donante.

“Ella se aferró a sus hijos, que son cuatro de 14, 10, 8 y 5 años”, indicó Norma, al tiempo que recordó que cuando arribó a Buenos Aires “los médicos no me daban muchas esperanzas, pero mi hija es fuerte y sé que se va a poner bien”.

“El deseo de ella es poder regresar a Santiago del Estero, y llevar adelante una vida tranquila con sus hijos, con su familia”, manifestó Norma.

Fuente: http://www.nuevodiarioweb.com.ar/noticias/2017/09/06/112131-una-joven-santiaguena-recibio-un-trasplante-en-el-hospital-argerich